• Dominika

Balada del Pan de Yuca, por Hernando Martínez Rueda -Martinón-


Es lo mejor que se manduca,

hay que jalarle al pandeyuca


El pandeyuca es una joya

de la cocina colonial

nuestros abuelos no sabían

sin pandeyuca merendar;

suele mojarse en chocolate,

también se puede rellenar

y con dulce de breva o moras

es bocado de cardenal.


Cuando la cosa se trabuca

hay que jalarle al pandeyuca


El que prepara pandeyuca

debe ponerse delantal

y hacer la pasta con cuajada,

fécula, yemas, agua y sal;

no necesita levadura

para que pueda levantar

sólo amasar unos rollitos

que se colocan a dorar.


Cuando la suerte se espeluca

hay que jalarle al pandeyuca


Es una especie de nepentes

para el que trata de olvidar:

los orientales usan opio

y los ingleses veronal;

en el Egipto comen lotos,

mascan hachís en Turkestán;

aquí comiendo pandeyuca

nada podemos recordar.


Cuando el gobierno se desnuca

hay que jalarle al pandeyuca


Un japonés hace hara-kiri,

bebe cianuro un alemán;

Cleopatra se mete en el seno

una serpiente de coral,

Petronio se corta las venas,

Neron se clava en el puñal

Aquí comemos pandeyuca

no nos pensamos suicidar.


Cuando la suerte nos machuca

hay que jalarle al pandeyuca


Savoranola se consume

en la pira inquisitorial;

arde la nave capitana

del Almirante en Trafalgar

y Adolfo Hitler se calcina

en su bunker de Wilhelmplatz

Saquen del horno el pandeyuca

no se nos vaya a chamuscar!


No hay que morir como Churruca,

hay que jalarle al pandeyuca


Tiberio se destierra a Capri

Cincinato se pone a arar

Napoleón en Santa Helena

rumia su largo batallar

Carlos V medita en Yuste

y Felipe en el Escorial

A nosotros en la despensa

nadie nos viene a molestar.


Príncipe: la gloria es caduca;

hay que jalarle al pandeyuca

12 views0 comments

Recent Posts

See All