• Dominika

El Club del Libro de Cocina - primer encuentro

Updated: May 15, 2019



Querida M.,


No recuerdo si te lo mencioné en mi última carta -o no-, que recientemente, mis amigas y yo iniciamos un club de libros de cocina, aquí en Beijing. Ansiando nuevos sabores que ofrecieran una pausa de la deliciosa pero a menudo ingerida comida china, nuestra elección inaugural recayó en el popular libro "Mamushka: Un libro de cocina, recetas de Ucrania y Europa del Este", escrito por la chef, narradora-escritora ucraniana Olia Hércules. Supongo que a todas nos atrajo la gran variedad de recetas que ofrece el libro, desde el caldo de remolacha ucraniano borsch y los rollitos de col rellenos holubtsi -reminiscentes de los sabores polacos con los que crecí, hasta un rollo gigante de queso moldavo vertuta, ensalada georgiana de frijoles rojos lobio, fideos con ganso soviéticos lapsha z guskoyu, o arroz azerbaiyano con cordero y frutas plov - un plato que celebra el uso de especias y sabores más atrevidos. Hay recetas rápidas y fáciles (como las que prefieres), y las más complejas y que consumen tiempo (como las que tiendes a evitar). Hay opciones ligeras y veraniegas y también platos abundantes y nutritivos más adecuados para los días fríos o de invierno. Una gran variedad para diferentes paladares.


Nuestro menú de almuerzo comenzó con una entrada de "Tomates rellenos de queso y hierbas", un plato fresco, ligero y colorido cocinado por mi amiga X. Una mención especial debe ser hecha, ya que ella misma preparó el queso cuajado, lo que elevó este sencillo plato a un nivel más alto. Cada bocado era la mezcla ideal del delicado sabor cremoso y ligeramente dulce del queso con el golpe aromático del eneldo. ¿Y hay algo que no sepa bien con eneldo? A continuación seguimos con mi plato - "Sopa picante de carne de res georgiana", también conocida como kharcho, una opción bastante sustanciosa con aromas a pimienta negra, semillas de cilantro tostadas, chiles, azafrán, ajo, cilantro, albahaca y nueces. Aunque la disfruté, creo que si la fuese a preparar de nuevo, preferiría comenzar por hacer un caldo más profundo, cocido por horas a fuego lento, usando costillas y los vegetales rostizados ​​y recién después comenzaría a añadirle más complejidad con el resto de los ingredientes. Sé que probablemente estarás de acuerdo con mi esposo, quien critica constantemente mi complicación excesiva de las cosas, pero creo que una buen caldo es el punto de partida para cualquier sopa o salsa buena.




“Pollo azerbaiyano con ciruelas y nueces” o kurka levengi, fue el tercer plato de la comida, preparado por mi amiga M. La combinación de ciruelas, jugo de limón, cáscara de limón, cebolla y nueces tostadas para el relleno con el zumaque con el cual fue cubierto el pollo, resultó en un plato hermoso, llamativo y definitivamente nada fácil de olvidar.



Finalmente, terminamos nuestra comida con un postre preparado por mi amiga A .: "Bizcocho de manzana" o biskvit. Agridulce y emanando intensos olores a canela, fue muy apreciado por todas, pero personalmente me atrevo a decir, que quedó un poco detrás de la receta de la szarlotka polaca que se hace con una base de masa mantecada, con rodajas de manzanas ácidas a rebosar y terminada con un enrejado, que luego se sirve caliente acompañada de nata ligera como el aire. Un Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda de las Bodegas Ant Moore fue nuestro vino de elección.




El libro obtuvo excelentes críticas y le calificamos con un 9/10, ya que todas estuvimos de acuerdo en que las recetas eran atrayentes y bastante fáciles de seguir (e incluso de traducir a otros idiomas), por lo que es un libro de cocina también apto para principiantes. Deberías comprar el libro ya que estoy segura de que te van a encantar todas las recetas de pan y masas. Cualquiera causaría furor en cualquiera de las cenas que tan a menudo organizas.


Querida amiga, te dejo ahora y espero recibir noticias tuyas pronto. Con todo mi cariño,

D.



SUBSCRIBE VIA EMAIL

Member of chinabloggers

© 2018 by Dominika Mejía L.