• Dominika

Tomándome mi tiempo con you mian kao lao lao (莜 面 栲栳 栳)

Updated: Dec 4, 2019



El fideo de avena que tengo en las montañas es blanco y correoso,
Te da un bocado de sabor,
Llena tu barriga sustancialmente,
Y te llena de energía para un trabajo productivo.
Avena desnuda y camote chino
Son ambos comida buena de la familia campesina.
Canción popular popular sobre los fideos de avena de Guyang (traducción propia)*.

Hice fideos de avena, sin usar atajos, todo desde cero. Hoy en día, al parecer todos quieren comidas excelentes cocinadas en 15 minutos, lo que tal vez sea posible lograr, pero me pregunto qué pasa con todas esas otras recetas que son más complicadas y requieren de tiempo, habilidades y paciencia. ¿Deberíamos olvidarnos de ellas por completo? Mis suegros definitivamente piensan que sí. "Está delicioso pero es tremendamente laborioso, toma mucho tiempo prepararlo" es una frase que he escuchado demasiadas veces en los últimos meses, cada vez que ponía delante de ellos un plato algo fuera de lo común; como si rápido fuera un requisito sine qua non para obtener una gran crítica.


La conveniencia es importante, y mantengo un stock en mi despensa de latas con atún, sardinas, frijoles, maíz y frascos con pasta de tomate, mermelada, mayonesa para comidas rápidas, pero, cuando tengo tiempo, también disfruto mucho de preparar una corteza casera para una tarta de espinacas y queso de cabra, orejitas horneadas con hojaldre fresco, fideos hechos a mano, un clásico ragù alla boloñesa, caldo cocinado a fuego lento a base de huesos y verduras asadas​. Es comida que sabe mejor que la que sirven en restaurantes o se vende lista en las tiendas. También necesito poder volver a degustar platos que son inolvidables para mí. ¿Quién los preparará sino yo? Mis antojos son tan intensos, tan urgentes, casi incontrolables.


La primera vez que probé algo hecho con harina de avena fue durante nuestro viaje a Pingyao (平遥 Píngyáo). Es un ingrediente de campo, simple y barato, pero me sorprendió lo bien que sabe cuando se transforma en fideos de diversa forma y longitud o se amasa como discos para empanadas. Su textura es ligeramente correosa, elástica, casi carnosa. Son alimentos difíciles de encontrar fuera de Shanxi, Mongolia Interior o Gansu, sin mencionar los restaurantes chinos en el extranjero.


Y de esta manera, me dispuse a ir a buscar harina de avena. Amasé la masa, extendí cada bultito en pequeñas láminas, luego, con la ayuda de mi dedo índice las moldeé en cilindros que coloqué concéntricamente en la vaporera, uno al lado del otro, comenzando desde la parte más externa y avanzando hacia el centro, hasta llegar al núcleo. Aún estando crudo se veía asombroso.


Al abrir la canasta de bambú, todo el vapor se arremolinó hacia arriba y hacia afuera en densas nubes solo para luego dispersarse y revelar el panal rústico de color marrón claro que se escondía en su interior. A continuación, percibí un olor dulce a nueces rostizadas y gachas, tuve una sensación de que era domingo por la mañana. Los fideos se añaden a menudo en caldos, se fríen con verduras y carne o se consumen de inmediato con una salsa de vinagre oscuro de Shanxi con ajo, cebolla verde y cilantro; o una hecha a base de tomates. Decidí no usar ninguna las dos. En lugar de eso, elegí una salsa picante de sésamo con cilantro, cacahuetes molidos, cebollas verdes y ajo, como la que solía ordenar en mi restaurante favorito de hot pot. Con unos palillos chinos jalé una de las celdas del panal para despegarla de los otros cilindros y la sumergí en el dip. Continué sumergiendo y sumergiendo hasta no dejar nada en el plato.




Receta para los fideos de panal you mian kao lao lao (莜 面 栲栳 栳)


* En caso de no ser posible obtener la versión en español de los materiales citados, se ofrece una traducción propia.

SUBSCRIBE VIA EMAIL

Member of chinabloggers

© 2018 by Dominika Mejía L.