• Dominika

Un Caballero en Moscú, por Amor Towles (traducción propia)*

Stanislav se disculpó y colocó el tazón y la fuente sobre la mesa, aún cuando Emile le hacía señales para que saliese de la habitación. Una vez que se fue, el chef señaló la ofrenda. "Además de nuestro menú normal, esta noche tenemos sopa de pepino y un costillar de cordero con una reducción de vino tinto".

Sobre la mesa había tres tazas de té. Emile con un cucharón sirvió la sopa en dos de las tazas y esperó a que sus colegas la probaran.

"Excelente", dijo Andrey.

Emile asintió y luego se dio la vuelta hacia el conde con las cejas levantadas.

Un puré de pepino pelado, pensó el conde. Yogurt, por supuesto. Un poco de sal No tanto eneldo como cabría esperar. De hecho, algo completamente distinto. . . Algo que habla con igual elocuencia de la llegada del verano, pero con un poco más de estilo. . .

"¿Menta?", Preguntó.

El chef respondió con la sonrisa de los vencidos.

“Bravo, monsieur.”

“. . . Para anticipar el cordero ”, agregó el conde con reconocimiento.

Emile inclinó la cabeza una vez y luego, deslizando la tajadera desde su cintura, talló cuatro chuletas del costillar y apiló dos en cada uno de los platos de sus colegas.

El cordero, que había sido encostrado con romero y pan molido, estaba sabroso y tierno. Tanto el maître d ’como el jefe de camareros suspiraron con reconocimiento.


* En caso de no ser posible obtener la versión en español de los materiales citados, se ofrece una traducción propia.

1 view

SUBSCRIBE VIA EMAIL

Member of chinabloggers

© 2018 by Dominika Mejía L.